Mauricio Pérez, María Gabriela Hurtado y Albán de Jesús Doré Mejías fueron imputados y privados de libertad por presunto homicidio intencional, agavillamiento y violencia obstétrica.

Médicos se concentraron a las afueras del Palacio de Justicia de Puerto Ordaz, para exigir un proceso justo para los tres colegas que fueron privados de libertad, luego de ser acusados de mala praxis.

Mauricio Pérez, María Gabriela Hurtado y Albán de Jesús Doré Mejías fueron imputados y privados de libertad el pasado 9 de abril por la presunta comisión de los delitos homicidio intencional, agavillamiento y violencia obstétrica.

La acusación procedió por parte de los familiares de la paciente María de los Ángeles Gutiérrez, quien falleció tras sufrir una hemorragia, luego de practicársele una cesárea en un centro médico privado de Puerto Ordaz. La parte acusadora asegura que el ligar no contaba con las condiciones adecuadas para la intervención.

El gremio médico, por su parte, alegó que en toda intervención quirúrgica hay riesgos que son impredecibles. Además, señalaron que frente a la crisis del sector salud en Venezuela, hacen todo lo posible por salvar la vida de sus pacientes.

“Se trata de un caso que lamentamos profundamente, porque nos duele más a nosotros como gremio que a su familia, hacemos nuestro ejercicio de la mejor manera, dando todo a nuestro alcance y ocurrió una eventualidad, una situación impredecible e incontrolable por la situación que estamos viviendo (...) fue una complicación obstétrica”, manifestó el Dr. Julio Alberto Vivas Moreno.

“Para nosotros es de inmensa preocupación que nuestra profesión se ejercería temerariamente en un sistema en el que cada vez que ocurra una complicación médica entonces somos responsables a título de dolo, no lo aceptamos, seguiremos luchando hasta reivindicar nuestros derechos”, agregó.

María Amaral de Doré, médico pediatra y esposa de Albán Doré también se pronunció en apoyo a su pareja y los otros dos colegas.

“Entiendo a los familiares, pero no puedes dejar que por no saber cómo manejar tu dolor, nos hagas daño a nosotros, no tenemos la culpa, siempre vamos a tratar de salvarlos. Estoy consciente de que todos los médicos que estuvieron allí hicieron lo posible por salvar a la señora, y tuvo la mejor atención médica que se pudo obtener ahorita”, aseguró Amaral.

Asimismo, reconoció la unión del gremio del sector salud, en apoyo a los médicos.

“Que esto no haga que renuncien, que sepan que son grandes médicos y que son un ejemplo a seguir, tanto que logró que todo el gremio nos unamos, pacientes, enfermeras, médicos, eso no lo hace cualquiera”, destacó.