Menores de edad y habitantes de otras parroquias engordaban la fila con la que Noguera Pietri celebró la “masiva participación” de votantes y la “honestidad e imparcialidad” del Consejo Nacional Electoral.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

       

Centros de votación desolados

Tanto en Puerto Ordaz como en San Félix, los centros de votación tuvieron reducida afluencia de electores. En el centro de votación del colegio Nazaret en Puerto Ordaz, hasta el mediodía habían acudido alrededor de 100 personas de una población electoral de 4.700. “Está en el mismo rango de elecciones municipales de años anteriores”, consideró Antonio Guzmán, coordinador del centro de votación en el que eventualmente llegaban electores.

Said, Simón y Javier hacían una larga cola para votar este domingo, 9 de diciembre, en la mesa 1 del centro electoral de la Escuela Técnica Robinsoniana Manuel Jara Colmenares, ubicada en la ruta 1 de Vista al Sol, una de las parroquias de Ciudad Guayana más emblemáticas para el chavismo y en la que, pasadas las 10:00 de la mañana, se aglomeraban funcionarios públicos y electores para recibir al gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri.

La larga fila integrada por personas de la tercera edad, mujeres y jóvenes como Said, Simón y Javier fue mostrada por las cámaras de los medios oficiales como muestra de la elevada participación de electores, cuando los centros de votación de Ciudad Guayana lucían totalmente desolados, mucho más esta vez que en comicios municipales previos cuando tradicionalmente se elegían simultáneamente no solo concejos municipales sino alcaldes.

“Me siento orgulloso de presenciar la asistencia masiva de nuestro pueblo a expresar su voto, su propuesta de paz. Acá podemos observar gran participación de nuestro pueblo, mujeres, jóvenes, señoras y señores de la tercera edad expresando nuestra voluntad y amor a nuestro pueblo”, expresó Noguera Pietri frente a las cámaras, justo cuando salía del aula en la que solo habían votado -con él- 42 personas, menos del 5% de los votantes dispuestos en libros en esa mesa en particular.

Era la única cola, entonces, en los centros de votación recorridos e, incluso, la única cola en las cuatro mesas de votación del Manuel Jara Colmenares. Las otras tres estaban prácticamente inactivas. “Eso es una parodia”, dijo Wilmer Sánchez, operador de la mesa 2, quien tildaba la participación de apenas 36 personas luego de tres horas de iniciado el proceso como pírrica.

“A esta hora en elecciones anteriores habían votado unas 200 personas, porque la gente sale tempranito”, afirmó la operadora de otra de las mesas, en la que habían votado hasta las 10:40 de la mañana apenas 60 ciudadanos.


Noguera dijo que en el centro de la escuela Manuel Jara Colmenares observó la masiva participación de electores | Foto cortesía @PrensaGoBol
         

¿Habían detenido el proceso de votación en la mesa 1 a la espera de que llegara el gobernador Noguera Pietri? No. Quienes hacían cola por más de una hora en la mesa 1 eran personas de otras parroquias y menores de edad sin posibilidad de votar, movilizados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el movimiento político Robert Serra para mostrar frente a las cámaras una ficticia participación de electores.

Erika Bonett, una joven residente de Vista al Sol, fue una de ellas. “Estoy acá como todo revolucionario dando la cara por el PSUV y en apoyo a los candidatos, el gobernador y el presidente”, dijo, pero ya había sufragado en otro centro, específicamente, en la Base de Misiones Villa El Edén.

“Me invitaron y vine”, señaló un joven de 16 años, residenciado en San José de Chirica, sin posibilidad aún de sufragar. Junto a él, otros tres muchachos también en fila eran menores de edad movilizados por el movimiento Robert Serra, algunos en total desconocimiento de qué proceso político se desarrollaba este domingo.

Una adolescente de 17 años, movilizada por el PSUV, también hacía la única cola avistada en centros de votación en Guayana. Aunque consciente de que no tiene derecho aún a elegir, resaltó que si pudiera votar pediría a los concejales asfalto e iluminación para las deterioradas calles de su sector de residencia en Las Delicias, en El Roble, San Félix, así como transporte público y alimentos. “Nos dan la bolsa pero es como que no llegara, porque es deficiente y nos deben un mes de entrega”, recalcó.

Otro menor de edad en la falsa cola montada en el centro de votación del Manuel Jara Colmenares coincidió en solicitar alumbrado, seguridad, alimentos y mejoras en el deficiente servicio de transporte público. “Vine hasta acá solo porque me movilizaron del partido”, dijo, considerando que su residencia queda en el extremo oeste de Ciudad Guayana a más de media hora de distancia.

Pese al bullicio que se generó con la llegada de Noguera Pietri y la cola armada para la transmisión, el coordinador del centro, Bronco Collins, admitió que el proceso electoral hasta las 11:00 de la mañana era lento. A esa hora, solo habían participado 5,3% de los 3.677 electores de este centro electoral.

“Los votantes entran y salen porque es un proceso muy rápido, quizás la afluencia vendrá con mayor fuerza después del mediodía porque tenemos un despliegue de acompañamiento para velar por la democracia”, justificó Tirsa Martínez, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente.

Si bien la producción de la cola fue cuidada, tan pronto Noguera Pietri sufragó y salió del aula, la larga cola desapareció por completo sin turbación. Esa falsa hilera de electores fue la prueba de la transparencia y fiabilidad de las últimas 25 elecciones en el país.

Template by JoomlaShine