Pesuvistas marcharon hasta la sede de Fedecámaras en Puerto Ordaz para acusarla de “boicot”, sin reconocer los desaciertos que ha tenido Nicolás Maduro.

Lo que fue el inicio de una campaña electoral para el proceso del 9 de diciembre, terminó con una marcha hasta la sede de Fedecámaras en Puerto Ordaz, para culpar al grupo empresarial por la crisis económica en el país. Esto fue precisamente lo que hizo el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), cuyos dirigentes y simpatizantes obvian los desaciertos que en la materia ha tenido Nicolás Maduro en la presidencia.

En el acto estuvo el gobernador Justo Noguera Pietri, quien insistió en que los culpables del desastre son los integrantes de Fedecámaras, al tiempo que se negó a un encuentro con empresarios.

“En esa puerta huele a azufre y yo con demonios no me reúno”, fueron las palabras de Noguera Pietri al negarse a escuchar los argumentos del gremio empresarial.

Rechaza toda responsabilidad

“Aquí reclamamos que el presidente Nicolás Maduro levanta el salario, no ha terminado de concretarse y ya van los aumentos injustificados de los precios acordados, violan todos los acuerdos, esos son los de Fedecámaras que son tarifados del imperio. El gobierno tiene responsabilidad de levantar, y lo está haciendo, con el plan de recuperación económica”.

Para José Alfredo Olivo, primer vicepresidente de Fedecámaras Bolívar, “acusar a Fedecámaras de que sea el culpable de la crisis económica está fuera de lugar. Hemos sido críticos al Gobierno, pero en ningún momento hemos jugado al fracaso. El éxito del Gobierno también es el éxito del empresariado. Hemos estado abiertos al diálogo, pero debe ser sincero, lo que se planteó hoy fue un monólogo, hemos dado la cara, invitamos al debate y que pongamos sobre la mesa los elementos que cada uno tiene”.

“Los empresarios que nos quedamos en este país seguimos apostando al éxito de Venezuela, a pesar de las diferencias que podamos tener con el gobierno”, reiteró Olivo.

“Oro para la patria”

Parte de lo que defiende Noguera Pietri y el PSUV tiene que ver con las riquezas auríferas en la entidad. Se escudó en que. “en ningún momento en la cuarta república se aportaba oro para la patria, ahora va para los hospitales, carreteras, medicinas y alimentación”.

Contradictoriamente, esas afirmaciones son hechas a casi un mes de cumplirse la llamada masacre de Bochinche en Tumeremo, una de las zonas donde predomina la violencia minera por el oro.

Por otra parte, el Centro Pediátrico Menca de Leoni en San Félix cumplirá ocho meses de su cierre, mientras que en los hospitales Dr. Raúl Leoni y Uyapar han advertido sobre un posible cierre técnico por falta de medicamentos, insumos, y condiciones de infraestructura. En cuanto a alimentación, hospitales y hogares tienen sus neveras vacías, la canasta alimentaria se ubicó en octubre en Bs.S 52.322,32. No todo el oro va precisamente a “hospitales, carreteras, medicinas y alimentación”.



Fedecámaras considera fuera de lugar las acusaciones del régimen | Foto Jhoalys Siverio

Template by JoomlaShine