El diputado señaló que lo ocurrido en la AN, donde quedó en evidencia una falta de estrategia, abrió la puerta para un “debate sin máscara”.

“No es verdad que la oposición se haya dividido por el tema Zapatero. La falta de Unidad y estrategia tiene mucho tiempo. Lo que ocurrió ayer en la #AN es que se hicieron públicas y oficiales las diferencias en la forma de afrontar la lucha y sabemos ahora a qué atenernos”. De esta manera se pronunció el diputado a la Asamblea Nacional José Prat (La Causa R-Bolívar) en su cuenta en Twitter luego del revuelo que causó la votación en el hemiciclo sobre el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

Explicó que en el Parlamento no se votó como persona no grata a Rodríguez Zapatero, sino para rechazar que este funja como mediador en Venezuela. Las diferencias surgieron cuando el acuerdo presentado por Voluntad Popular, Primero Justicia, La Causa R y la Fracción 16 de julio mencionaron al expresidente español como no admisible para la mediación, mientras que el resto de los partidos consideraron que no había que mencionarlo.

El parlamentario reitera que lo que ocurrió fue que se hizo público que hay falta de estrategia y unas diferencias importantes en criterio. No obstante, aclara que la unidad no debe servir tampoco de chantaje

“Cuando hay unidad, perfecto; cuando no la hay, no podemos seguir disimulando. Eso se acabó con lo que ocurrió en la Asamblea Nacional. Quienes estemos en una agenda que debe ser más aguerrida, de organizar a la gente, que estemos en sintonía con la situación internacional, debemos organizarnos con quienes creemos en esa vía; los que crean en otra vía, deben explicar al país qué creen, por qué creen en eso, por qué no nombrar a Zapatero. No hay una estrategia en común, y si no hay estrategia no puede haber unidad”.

Para Prat, esto simplemente significó abrir una puerta para preguntar si hay los mismos intereses, por qué vía seguir, si alguien cree que se puede salir del régimen teniendo como interlocutor a Zapatero, si se puede salir de esta situación sentándose en una mesa de negociación con los voceros del régimen, mientras hay presos políticos y dirigentes en el exilio.

“Viene un debate sin máscara. Quedaron unos dirigentes en una posición, y otros en otra. No tenemos todas las respuestas, pero tenemos una idea de mantener la presión internacional, no podemos otorgar elementos que sirvan de válvula a esa presión internacional”.

“Si vamos a sentarnos es porque habrá un nuevo CNE, que se va a desmontar una Asamblea Constituyente cuyas elecciones fueron ilegales. Esa es la negociación a la que eventualmente pudiéramos ir. Buscamos que esto se resuelva por una vía que sea un acuerdo, pero no en un diálogo para que Maduro se quede más tiempo, el diálogo debe ser para buscar el método para salir del régimen, salida más que justificada, y Zapatero no va a montar un diálogo para eso”, puntualizó el diputado José Prat.

Template by JoomlaShine