Jueves, 07 Septiembre 2017 00:00

Del Potro baja a Federer y va por Nadal

 
Valora este artículo
(0 votos)
El momento culminante en Flushing Meadows, nuevamente Del Potro se impone ante Roger Federer. Foto AFP El momento culminante en Flushing Meadows, nuevamente Del Potro se impone ante Roger Federer. Foto AFP

Nueva York.-

El argentino Juan Martín del Potro frustró  una nueva edición del clásico del tenis Rafael Nadal ante Roger Federer al vencer al suizo en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos en un electrizante partido disputado en la pista central de Flushing Meadows.

De esa forma, el campeón de 2009 chocará en las semifinales con el español, que más temprano avanzó sin inconvenientes a esa instancia al derrotar por 6-1, 6-2 y 6-2 al juvenil ruso Andrey Rublev.

Del Potro, vigésimo cuarto favorito, se impuso por 7-5, 3-6, 7-6 (10-8) y 6-4 en dos horas y 50 minutos de juego al tercer preclasificado, que con la derrota ya no podrá aspirar a llegar al número uno del mundo, que continuará en manos de Nadal sin importar lo que suceda en el resto del torneo.

Un saque abierto y una derecha ganadora terminaron de coronar un partido inolvidable para el argentino, que volvió a ganarle a Federer como en aquella definición de 2009. "Jugué el mejor partido del torneo, creó que saqué muy bien, pegué la derecha tan fuere como pude. Jugué un gran partido y creo que merecí el triunfo", explicó un emocionado Del Potro frente al público que no paraba de ovacionarlo.

"Esta es mi casa también. Siempre me hacen feliz cada vez que juego acá", explicó Del Potro sobre sus sensaciones de jugar en Arthur Ashe. "No puedo creer jugar otra semifinal, después las lesiones, de las operaciones, en mi torneo favorito, en mi ciudad favorita para jugar al tenis", añadió "Delpo", que se dio el gusto también de saludar en español a su hinchas.

"Buenas noches. La verdad que me están haciendo vivir un torneo espectacular, los argentinos, toda Latinoamérica, con la energía que me mandan de las tribunas", resaltó el argentino.

Después de que cada uno se llevara un set por pequeños detalles, el tercer parcial resultó clave para la definición del match por la manera en que se definió.

Tras recuperar un quiebre, Federer forzó el tie break, donde siempre llevó la delantera hasta conseguir un doble set point, el primero con su saque. Sin embargo, una devolución ganadora a los pies del argentino volvió todo a la paridad.

Federer sumó cuatro oportunidades para quedarse el parcial, pero no las pudo aprovechar. Por el contrario, en la primera que tuvo, el vigésimo cuarto preclasificado se puso 2-1, con dos horas y cuarto de partido.

"Tuve suerte, hice una doble falta que con Federer no debí hacer, pero también hice una buena devolución, pegué bien el slice y pude meter una gran volea", analizó el momento clave del juego.

La intensidad se palpaba. Federer se plantaba frente a la peligrosa derecha del argentino, que a su vez sostenía los peloteos de revés, tanto planos como con slice. Los hinchas, en su mayoría en favor de Federer, disfrutaban de un espectáculo electrizante.

El cuarto parcial comenzó con los dos sosteniendo fácil su servicio. Pero de nuevo un error impensado de Federer, con un smash a la red, provocó un nuevo break, que una devolución ganadora de "Delpo" transformó en el quiebre.

Con solvencia, Del Potro manejó sus juegos de servicio hasta aquel saque cruzado y la derecha ganadora, que hicieron repetir una imagen ya clásica: los brazos en alto y la mirada al cielo en señal de victoria.

El viernes será el turno de chocar contra Nadal, al que superó también en aquel mágico torneo de 2009. "Ojalá que se repita el resultado. Con la energía de estos aficionados todo es posible. El está jugando muy bien este año y es el número uno del mundo", indicó Del Potro.

Mucho más fácil resultó el camino para Nadal, que dominó de principio a fin a su rival de 19 años y lo venció en una hora y 36 minutos, para colocarse entre los cuatro mejores del torneo, instancia a la que no arribaba en Nueva York desde 2013, cuando se impuso por segunda vez después del título de 2010.

Desde el quiebre inicial en el primer turno de saque del ruso, Nadal impuso las condiciones, con un juego agresivo que le impidió al juvenil ruso pegar con comodidad, la principal virtud de su juego.

"Era el primer partido de Rublev en unos cuartos de final de Grand Slam y cometió más errores de los usuales", afirmó Nadal. "Pero fue un buen partido para mí, tuve buenas sensaciones y estoy muy contento de estar en semifinales. Ganar en tres sets es una muy buena noticia", explicó el español.

"Este año ha sido emocional para mí porque estoy jugando muy bien después de las lesiones. Lo aprecias mucho cuando vuelves y puedes luchar por títulos importantes", completó Nadal.

Mucho antes de que Del Potro completara su triunfo, el número uno del mundo ya había advertido la peligrosidad del argentino. "Del Potro es un jugador top. No lo es porque no ha jugado mucho. Pero top es", remarcó Nadal, que el viernes lo sentirá en vivo en la pista central.

Visto 153 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Septiembre 2017 13:15

Aún cuando las carreras de fondo son ganadas por los atletas de la raza negra y en especial por africanos, los corredores blancos ...

El súper astro de Cleveland se rebeló con 57 puntos y fue el factor fundamental para frenar la racha negativa de los Cavs que este...

El piloto brasileño anunció en su cuenta de twitter que al terminar la temporada se retirará de la Fórmula 1 tras 260 carreras. ...

El norteamericano venció en la final al serbio Filip Krajinovic en tres sets, por 5-7, 6-4 y 6-1, resultado que dejó al español Pa...

A sus 36 años, la norteamericana Flanagan firmó el mayor éxito de su carrera en el día más indicado para ello y ante la rival más ...